El diseño de los espacios educativos ha evolucionado en el mundo en los últimos años siendo un agente de cambios hacia una educación más holística y personalizada impulsando las habilidades socioemocionales, experiencias, actitudes, formas diversas de pensamiento, virtudes, comportamiento y relaciones para la vida de alumnos y docentes.

Los espacios se convierten cada vez más en escenarios y ambientes de aprendizaje innovadores, flexibles, colaborativos y de alta tecnología.

La pedagogía y la tecnología emergente se unen creando entornos de enseñanzas que facilitan herramientas para enaltecer el aprendizaje activo y la interacción e incrementar el rendimiento académico.

En el proceso de diseño del edificio EAN LEGACY, AEI Spaces fue seleccionado para su interiorismo por ser una compañía que desde el primer momento entendió el reto de diseñar la arquitectura educativa desde una visión diferente y totalmente sintonizada con la conceptualización de espacios desde la experiencia humana.

AEI Spaces tuvo la fortuna de hacer parte del proyecto desde el diseño y construcción de interiorismo para las áreas de estudiantes y de oficina.

¿Pero cuál fue el centro de la inspiración en el concepto en la EAN?

En las zonas para estudiantes la intención desarrollada en el concepto del diseño está enmarcada en la humanización de los espacios, donde la personalización, flexibilidad y multifunción de los mismos genera escenarios y ambientes propios para la interacción, la sociabilización, la conexión y convivencia positiva. Son espacios pensados para enaltecer el ser humano de manera incluyente para estudiantes y profesores con lugares donde aprender, empatizar, compartir, sonreír, expresar emociones y sentimientos.

El diseño interior con el manejo de materiales, texturas, colores, formas y escalas pretende contribuir a la cultura de la universidad con sentido de pertenencia, fortaleciendo su imagen corporativa, las relaciones humanas para sentirse bien y estableciendo diversidad espacial en aulas para las diferentes formas de estudio individual y en grupo desde la innovación y creatividad.

En las oficinas el concepto de diseño fue igualmente retador, un cambio grande para el equipo administrativo evolucionando a mayores áreas abiertas, espacios colaborativos para tener conversaciones informales y casuales, salas de reuniones de mayor privacidad y mucha flexibilidad en el uso de los espacios.

Si bien está divido por secciones, en los distintos pisos del edificio hay una unidad en las tipologías de trabajo con la idea de aportar a las labores activas y participativas.

El diseño propone oficinas administrativas para cerca de 200 funcionarios de la universidad de distintos departamentos y vicerrectorías.

Estas están distribuidas en todo el edificio y para cada caso en particular se hizo un análisis previo entendiendo los requerimientos específicos de todos los involucrados, su papel, rol y su futura evolución acorde a la visión de cambio que tiene la universidad.

Dentro de este concepto la vicerrectoría de innovación fue ubicada en el primer piso teniendo en cuenta que este departamento es el que apoya los planes de emprendimiento de los estudiantes y graduados. Por lo tanto, en este piso también se encuentran espacios de trabajo y talleres para los emprendedores de la comunidad.

En el segundo piso se encuentran espacios de trabajo para los funcionarios que tienen más contacto con los estudiantes y también con aspirantes interesados en conocer la universidad. Este es uno de los espacios más disruptivos ya que se concibió más como un centro de experiencia y no tanto como una oficina de trámites funcionales que normalmente es un espacio distante para todos los que visitan. Esta propuesta implicó un gran cambio de mentalidad en la forma de organizar el flujo de trabajo del departamento de admisiones y registro que busca convertirse más en un circuito de atención a los estudiantes en donde una cara amable siempre está dispuesta a ayudar.

Seguido de esto, en los pisos 3 y 10 se encuentran los espacios de oficina, incluyendo la rectoría y las oficinas de los fundadores de la universidad. Al desarrollar el programa se tuvo en mente la intención de generar interacciones agradables y saludables para todos los funcionarios, que se adapten a las necesidades y que adopten las últimas tendencias con espacios colaborativos, mucha flexibilidad, y descanso mejorando las condiciones de la jornada laboral.

El concepto Biofílico ha sido también un pilar del proyecto adoptando la vegetación como protagonista en diferentes espacios, otorgando aire limpio, naturaleza viva y color.  Esto partiendo del ADN de la Universidad EAN, apoyando y especializando el concepto “ecosistemas de emprendimiento”. Alma de la Universidad, que como una biosfera contiene una serie de ambientes físicos y tecnológicos que en su relación componen una cadena trófica educativa de donde todos se nutren entre sí, dando lugar a un medio ambiente de aprendizaje, conocimiento y emprendimiento sostenible.

Escrito por:

Angela Meneses

Socia de AEI Spaces

ameneses@aeispaces.com

Cel: 312 444 0212

Tel: 602 99 60 Ext: 168