EL FUTURO DEL DISEÑO INTERIOR  

¿En qué beneficia un buen diseño de iluminación a los centros médicos?  

El diseño de iluminación debe unirse con el diseño arquitectónico para lograr entornos humanizados, que permitan un servicio enfocado en el paciente y en su necesidad puntual de tratamiento. Todo esto sin perder la funcionalidad de los procesos médicos y proceso funcionales del edificio.  

El diseño de iluminación busca brindar una ventajas psicológicas y físicas para el paciente, así como una correcta integración con el proceso médico para permitir un servicio óptimo por parte del personal asistencial. Es necesario tener en cuenta durante el diseño el papel que juega la iluminación dentro de la prestación de un servicio ya que esta tiene efectos en el tratamiento de la persona, en la rehabilitación del paciente, afecta la relación médico–paciente y afecta el control de costos. Debe ser visto como un aspecto fundamental para mejorar la experiencia durante el uso del servicio. 

Son varias variables que se deben tener en cuenta durante la asesoría de diseño de un espacio, ya que el hospital (su planta física) alberga varios procesos y la luz debe tener en cuenta su influencia en las personas que ejecutan estos procesos o tareas; son ellas quienes tienen que utilizar racionalmente la luz para lograr un mejor desempeño y mejores resultados. Debemos identificar los espacios que serán diseñados para entender el tipo de características necesarias; los usuarios que visitan la institución y por último no siendo menos importante las personas que laboran en estos espacios.  

¿Cuál es la estrategia fundamental que tiene la iluminación en un espacio?  

Son pilares fundamentales que se deben atacar en cada espacio en especial con el fin de lograr un diseño integral, a) conseguir mayor confort visual, b) regular los ritmos circadianos e identificar el día de la noche, c) mejorar el estado anímico del paciente y del personal asistencial, d) romper la monotonía de los espacios con iluminación dinámica, e) iluminación centrada en el proceso médico que sirva de apoyo para la recuperación del paciente y f) contribuir al bienestar de los pacientes y los trabajadores.  

La iluminación según el área de atención  

Cada proyecto es único y son varios factores que influyen en el comportamiento del paciente, así como en su recuperación; la ubicación, incidencia del sol, tipo de fachadas utilizadas, el entorno donde se encuentra el hospital o entidad prestadora de salud, la vegetación que se pueda utilizar al interior, entre otros. Son aspectos que permitirán crear una percepción de un servicio diferente, siempre y cuando se logren vincular con el diseño interior. La iluminación es un aspecto fundamental, este afecta de forma positiva o negativa al paciente y personal médico.  

La iluminación tiene incidencia directa en varios aspectos dentro de las instituciones como por ejemplo en la prestación del servicio, el trato entre personas, rehabilitación del paciente, la relación médico – paciente, la eficiencia del personal médico y asistencial, los costos de mantenimiento, entre otros. Por tal motivo es necesario tener presente que un diseño puede generar cambios de ánimo y actitudes positivas que afectará la percepción del servicio.  

La pregunta es: ¿Cómo debemos diseñar según las áreas de atención?  

Habitaciones: El paciente pasa mayor tiempo en ellas en un proceso de recuperación por eso es necesario una iluminación agradable que logre crear un ambiente saludable, evoque sensaciones de estar en un lugar reconocido tipo hogar y promuevan una recuperación más rápida; en estas habitaciones se lleva a cabo trabajo de personal médico con el paciente, se debe hacer un diseño por capas que permita ir accediendo al paciente según necesidades puntuales frente al tratamiento. Aquí se debe evitar iluminación excesiva, iluminación directa que genere incomodidad, se debe lograr control de la iluminación por parte del paciente desde la cama, aprovechar la luz natural, para acceso de personal de enfermería en horas de la noche la luz debe ser perimetral indirecta máximo de 5lux y alrededor de 1000lux en la cabecera para trabajo o análisis del paciente si se requiere.  

Salas de reconocimiento y tratamiento: Son espacios de trabajo médico y enfermería sobre el paciente, la iluminación mínima debe ser de 1000 lux, no puede generar sombras.  

Quirófanos y salas de cirugía: Es el punto más crítico en un hospital y las condiciones deben ser óptimas para cumplir con requerimientos de habilitación de la norma médica. Se sugiere hacer un diseño por capas porque esto permitirá tener un control y organización de procesos. Sobre la cama de trabajo se debe llegar a 2000 lux con luz leed de fácil instalación y bajo consumo de voltaje. Esta iluminación debe cumplir requisitos de bioseguridad óptica, bioseguridad eléctrica, bioseguridad electromagnética, libres de ración ultravioleta de calor infrarrojo, no pueden causar interferencia en equipos médicos y no generar sombras.   

Unidad de cuidados intensivos UCI: Conjugan varios procesos médicos que se convierten en un reto en el momento de un diseño adecuado. Se debe garantizar que el mejor personal médico pueda brindar su mejor trabajo, evitar reflejos de luz en monitores y pantallas, el tono de la luz debe ser neutro y permitir en las estaciones de enfermería uso de luz adecuada para su realizar el trabajo de computador que requieren.  

Los beneficios de un correcto diseño de iluminación  

Como lo hemos visto es necesario e importante que, en el proceso de diseño de un espacio médico, la iluminación sea un aspecto importante el cual se debe hacer con conciencia y de forma efectiva. Es un aspecto que puede genera una incidencia positiva o negativa en el paciente, personal médico y asistencial. Recordemos que los hospitales y clínicas son centros tecnológicos, tienen investigación médica y generan un bienestar.  

La iluminación afecta psicológica y físicamente a pacientes ya sean adultos, niños o neonatos; pero no solo a ellos, el personal médico se beneficia con una correcta iluminación y puede ayudar en el rendimiento de sus labores en las largas horas laborales.  

Finalmente, a las instituciones le permite beneficios económicos porque se puede reducir el número de bombillas en el diseño y esto genera un menor stock de repuestos, un menor costo en almacenamiento. Si este diseño de iluminación se hace pensando en los colores y la luz indirecta de los espacios, se logra reducir la cantidad de horas que se debe prender las luces de ciertos espacios y así también reducir consumos. 

Escrito por:

Victor Caicedo

Socio Director de AEI Spaces

vcaicedo@aeispaces.com

Cel: 316 874 7730

Tel: 602 99 60 Ext: 244